• Cabecera
  • Cabecera
  • Cabecera
665 786 742 - contacto@bioterapiasmadrid.com

Buscar
Publicado por: Bioterapias Madrid
Etiquetas: par biomagnetico


par biomagnetico

Aunque lo pueda parecer, la utilización de los imanes en la medicina no es algo nuevo. Existen pruebas fehacientes que demuestran el uso de los imanes como método curativo en China, hace 6.000 años. En Europa, siglos después también fueron empleados por Hipócrates, que está considerado por muchos el padre de la medicina. Obviamente, toda esa sabiduría ancestral se ha ido depurando y fue a finales de los años 80 cuando el doctor Isaac Goiz Durán desarrolló la técnica moderna del biomagnetismo, encontrando el par biomagnetico.

El biomagnetismo se puede definir como un sistema terapéutico que utiliza imanes de mediana intensidad para corregir desequilibrios del PH que pueden ser provocados, inducidos ó concomitantes a infecciones, intoxicaciones, traumas o procesos biológicos instintivos. Este sistema terapéutico se basa en la detección de determinados puntos de desequilibrio energético existentes en el cuerpo humano (alteraciones del PH), que pueden desembocar en una enfermedad. La técnica de reconocimiento de estos puntos de energía alterados se realiza con una serie de imanes pasivos que no están conectados a ninguna fuente de energía. Al realizarse un rastreo con estos imanes se identifican la ubicación de los puntos alterados. Es en el momento de la detección cuando el profesional realiza la técnica curativa consistente en aplicar los imanes sobre el órganos y tejidos con la finalidad de que el punto de desequilibrio energético se vuelva a equilibrar.

El par biomagnetico, compuesto de dos cargas de polaridad opuesta, es perfectamente compatible con otras técnicas curativas como la homeopatía, el Reiki, la naturopatía, etc. Se trata de un sistema alternativo de curación de enfermedades que no entra en conflicto con ningún otro tratamiento curativo.

Por supuesto, se debe dejar absolutamente claro que los imanes terapéuticos empleados en este tipo de tratamientos no se ingieren, ni se inyectan, ni tienen efectos secundarios, ni contienen elementos tóxicos para el cuerpo humano. Además, la técnica del par biomagnetico no precisa de intervenciones quirúrgicas invasivas.

El éxito de esta técnica reside en el poder que tienen estos imanes para volver a equilibrar el PH del cuerpo humano. Esto hace que el organismo recupere sus niveles de "homeostasis" óptimos gracias al impacto magnético que los imanes provocan en los virus y bacterias, que no resisten el impacto y desaparecen.

Se puede afirmar con rotundidad que el biomagnetismo es una técnica que cura sin dañar, consiguiendo que el dolor y la inflamación desaparezcan gracias al incremento de la circulación de la sangre y al aumento del oxígeno que lleva a los tejidos dañados.