• Cabecera
  • Cabecera
665 786 742 - contacto@bioterapiasmadrid.com

Publicado por: Bioterapias Madrid


psicologia energeticaLa psicologia energetica es una disciplina que combina conocimientos inherentes a la psicología con terapias de distribución de la energía corporal. Se fundamenta en el hecho de que el estado de nuestro cuerpo depende en gran medida del estado de nuestra mente, una relación que ha sido muy estudiada tanto por la medicina tradicional china como por los nuevos descubrimientos en el campo de la física cuántica. Con todo, la psicología energética pretende detectar cuáles son las vivencias o pensamientos que crean malestar en el individuo y, a partir de ellos, ejercer cierta presión sobre el cuerpo para que las emociones negativas desaparezcan.

El tapping es uno de los tratamientos más conocidos dentro de la psicologia energetica. Pertenece a las conocidas como técnicas de liberación emocional, deriva de la medicina china y busca el equilibrio de la energía que fluye en nuestro interior. Los pacientes que se someten a una sesión de tapping lo hacen porque desean regular sus flujos de energía, puesto que las situaciones de estrés del día a día crean bloqueos energéticos, ocasionan malestar general y, en algunas ocasiones, incluso hacen al individuo más propenso a sufrir enfermedades.

El tapping está muy vinculado a la técnica de la acupuntura, con la diferencia de que en este caso no es necesario utilizar agujas. Por el contrario, en el tapping basta con aplicar cierta presión con los dedos sobre los puntos clave del cuerpo, a la vez que el paciente se mantiene concentrado en aquella problemática o pensamiento que le impide avanzar. El acto de enfocarse sobre el asunto que genera malestar se conoce como acceso al "campo de pensamiento": a menudo cualquier persona necesita eliminar de su organismo una determinada sensación, sentimiento o recuerdo o incluso fobia que, debido a sus características nocivas, recibe el nombre de "perturbación". Una perturbación es considerada como tal cuando perjudica al individuo ya sea física o mentalmente.

Una vez detectado el aspecto mental que afecta al organismo, el siguiente paso le corresponde al profesional del tapping. Esta persona se encarga de ejercer una presión específica en determinados puntos del cuerpo, para la cual es imprescindible conocer la frecuencia y las series que es necesario llevar a cabo. Una sesión de tapping puede durar desde apenas unos segundos hasta varios minutos, y sus efectos se notan de forma instantánea. El dolor corporal disminuye, o incluso desaparece, junto a la preocupación por un determinado pensamiento o recuerdo.